Con el empleo exclusivo de nuestras manos nos resultaría imposible cambiar la forma, cortar con precisión o separar trozos de materiales como la madera, el vidrio, la piedra o los metales. Por tanto, el trabajo sobre los materiales requiere el empleo de diferentes herramientas.

Una herramienta es un objeto que nos ayuda a realizar de manera más rápida, más fácil, más cómoda o más segura un determinado trabajo.

Al igual que muchos otros productos de la tecnología, las herramientas se diseñaron y construyeron para resolver algún problema: cortar piedra, dar forma al acero, perforar el cuero, etc.

Cada herramienta tiene un uso específico y no debe emplearse para otra cosa.

Existe una enorme variedad de herramientas. La mayor parte de ellas se emplean para una sola tarea aplicada a un solo tipo de material. Así por ejemplo, se usan tijeras diferentes para cortar papel, chapas metálicas, telas o cueros.

Para trabajar con materiales nos ayudamos de :

Los útiles auxiliares: Sirven para sujetar las piezas o para ajustar sus dimensiones. Por ejemplo, tornillos de banco, reglas, plantillas o moldes.

Las herramientas de mano: Con ellas conseguimos dar forma a las piezas mediante la separación o deformación del amaterial correspondiente. Las cuchillas, sierras, tijeras, limas o martillos son herramientas de mano.

Las máquinas herramienta: Aumentan nuestras posibilidades de trabajo sobre los materiales, a la vez que reducen nuestro esfuerzo físico. Por ejemplo, el torno, el taladro, la máquina de coser o la sierra de disco

Cada herramienta debe tener asignado un lugar en el taller para que podamos acceder a ella de forma inmediata; de lo contrario perderíamos mucho tiempo intentando localizarla.

En los talleres suelen emplearse tableros de pared, donde se cuelgan o sujetan los diferentes útiles y herramientas.

La elección de herramientas

Al elegir una o varias herramientas para realizar una determinada operación habrá que tener en cuenta:

El material que se va a trabajar con ellas.

La operación que se va a realizar: cortar, perforar, unir, etc.

Su dificultad de manejo.

Los peligros que encierra su uso.

 

HERRAMIENTAS MÁS UTILIZADAS EN EL AULA-TALLER

Los alicates. Se emplean para doblar y cortar alambres. Hay distintos tipos de alicates, que se diferencian fundamentalmente por las formas de sus puntas. Así hay alicates de punta plana, alicates de punta redonda, alicates pelacables, alicates universal, etc.

 Arco de sierra. Se usa para cortar madera contrachapada. Además sirve para cortar otros materiales, tales como listones de madera, tubos de plástico, cartón prensado, etc.

 El martillo. Se utiliza para deformar y clavar mediante golpes. Lo hay de varios tipos: de cuña, de bola, etc.

 El destornillador. Se emplea para introducir o sacar tornillos. Lo hay de varios tipos: con punta plana, con punta de estrella, etc.

 La sierra para madera. Se usa para cortar tableros y listones. Hay varios tipos:

  •  El serrucho, que tiene una hoja larga y flexible y se emplea para cortes largos y rectos.

  •  El serrucho de costilla, que tiene una pieza de refuerzo en la parte superior de la hoja y se emplea para cortes cortos y rectos.

 La sierra para metales. Se emplea para cortar alambres gruesos y tubos, chapas gruesas o perfiles de metal. Las hojas de esta herramienta se pueden cambiar. El tipo de hoja depende del metal que se vaya a cortar. Si el metal es blando, como el cobre o el aluminio, son mejores las hojas de dientes gruesos. Si el metal es duro, como el acero, es más adecuada una hoja de dientes finos.

 La lima. Las limas y las escofinas son herramientas de acero templado que se emplean para el desbaste y acabado de piezas. Las limas se emplean fundamentalmente para trabajar con metales mientras que las escofinas se utilizan para rebajar la madera.

 

Sigue

Sigue

..
Home